jueves, 16 de junio de 2011

Personajes de Kung Fu Panda 2: Los Enemigos de Po

Lord Shen
Lord Shen es hiperinteligente, extremamente letal y ardientemente ambicioso. Es una combinación muy inflamable. Su pasado le ha inculcado la idea de que le han engañado, y de que el mundo le debe algo. Tiene la intención de hace todo lo que pueda para conseguirlo, lo cual incluye inventar un arma diferente a todas las que el mundo ha conocido. Está decidido a acabar con el kung fu y a conquistar China. Eso hace que su camino se cruce con el de Po y los Cinco.


Su estilo de lucha
Aunque Shen es un consumado maestro de las artes marciales, confía más en las armas y la astucia. Es excelente en el combate con espada y oculta un montón de cuchillas entre sus ropas, que puede lanzar con velocidad de vértigo. En el combate, su hermosa cola se convierte en un miembro más, al que puede dar forma y utilizar para atacar o defenderse. Su estilo de lucha es a la vez elegante y letal.

Jefe Lobo
El Jefe Lobo y su banda antaño fueron guardianes en el palacio real de Gongmen. El único miembro de la familia real que se hizo amigo suyo fue Shen, el albino heredero al trono de Gongmen. El Jefe Lobo juró fidelidad al joven príncipe. Es el sirviente más leal de Shen, un gran estratega militar y su fiel pata derecha.

Su estilo de lucha
El Jefe Lobo compensa su falta de destreza en el kung fu con fuerza bruta y armamento superior. Es temido y respetado por el ejército de lobos bajo su mando. No le importa soltar una bofetada si la ocasión lo requiere, sobre todo si su oponente es más débil y está en clara inferioridad numérica.

Gorilas
Los gorilas son el músculo en el ejército del señor Shen. Si sus planes malignos requieren levantar objetos pesados, ellos serán los que lo hagan. La guardia personal de Shen se compone enteramente de estos poderosos (y con mucha fuerza) brutos, que están obligados a honrar a su maestro.

Su estilo de lucha
Los gorilas están familiarizados con el kung fu y son hábiles con las armas, pero rara vez los necesitan. Tan feroces y intimidantes, infunden tanto miedo en sus opositores que no suele hacer falta que entren en batalla. Increíblemente fuertes y ágiles, los gorilas son igualmente hábiles con las manos y los pies y son muy difíciles de derrotar.


Nadie ha comentado aún. ¿Quieres ser el primero?

Publicar un comentario