miércoles, 1 de junio de 2011

El Idioma de un Dictador

Él está a cargo de un pequeño país muy lejano, y probablemente nunca has escuchado de él, y gobierna con mano de hierro, cosa que en algún momento ha introducido dentro de sus enemigos. Entiende el idioma de un dictador.


Lo que él dice: Gobierno a mi pueblo, no porque tenga hambre de poder, sino que sé que es lo que es lo mejor para ellos. Soy el padre de esta nación.

Lo que significa: En realidad podría ser padre de más de 2 mil niños en parte gracias a la gran constitución política del país, que yo mismo escribí, dicha constitución me permite movilizarme en un tanque del ejército cada noche, seleccionar mujeres que me gusten, comprarles hamburguesas y papas fritas, y luego violarlas. A ellas les gusta y también consiguen un certificado cuando el niño nazca. Si tienen suerte, también un vale para mas hamburguesas.


Lo que él dice: Estoy destinado a ser el líder de esta gran nación. Es como si los dioses me eligieran para gobernar.

Lo que significa: También depende del hecho que mi padre también fue presidente del país, antes que tuviera ese desagradable accidente. Mientras otros niños jugaban con muñecos y pelotas, me encargaron a los 5 años manejar el presupuesto de salud del país, y mis decisiones las tomé con la ayuda de mi pony vengador.


Lo que él dice: Es risible que alguien diga que acá no hay libertada de expresión.

Lo que significa: Cualquiera que diga eso será desalojado de su casa a las 4:30 a.m. sin ninguna advertencia de por medio. Luego será llevado a uno de los 200 centros de realineamiento del pensamiento nacional donde será tratado con un indeterminado número de choques eléctricos, varas de bambú y una nueva cirugía experimental en los nervios que controlan la lengua. Pronto empezará a hablar y expresarse de manera correcta.


Lo que él dice: Mira, si mi régimen es dictatorial y equivocado, seguramente la comunidad internacional protestaría o empezaría una guerra en contra mia, pero como puedes ver, no sucede eso.

Lo que significa: Los líderes de las otras naciones están impresionados con mis políticas de control de la natalidad (castración de hombres mayores de 30 años), o mi porcentaje casi nulo de desempleo (el programa de limpieza de alcantarillas funciona de forma excelente, casi nadie sale de ahí, deben gustarle mucho esos lugares). Mientras tanto les vendo petróleo a muy bajo precio.


Lo que él dice: Si mi pueblo no quiere que siga liderándolo, debe decírmelo y yo daré un paso al costado.

Lo que significa: Claro que eso no va a suceder muy pronto, no mientras sea obligatorio estar en silencio absoluto frente al presidente si es que este no le pide hacerlo, so pena de muerte. Eso y el hecho que soy el pionero en técnicas de control mental, como vudú, gas alucinógeno, y mis convincentes fuerzas de represión.


Nadie ha comentado aún. ¿Quieres ser el primero?

Publicar un comentario