miércoles, 1 de junio de 2011

20 Cosas Que Debes Aprender Antes Que Sea Tarde

  • Atrapa tus sueños mientras puedas: La vida es engañosa, y si no eres cuidadoso, puedes encontrarse sin darte cuenta con una familia, una hipoteca, y muchas deudas antes que te des cuenta. Tomate tiempo ahora para pensar sobre lo que te gusta. Encuentra ese sueño y atrápalo mientras eres joven y tengas tiempo, entusiasmo y energía para hacerlo.
  • Te arrepentirás de no tomar las oportunidades que dejaste pasar: De todas las cosas que me arrepiento en mi vida, son las cosas que no hice más que los errores que cometí. Muchas veces cuando somos jóvenes, tuvimos oportunidades y nos alentamos a ir por ellas, pero luego dudamos y nos preocupamos mucho del “ y si” y las dejamos pasar.
  • Prepárate para equivocarte y hacerlo a menudo: Cuando cometes errores, sabrás que estás creciendo. Y tanto como estés creciendo, sabrás que estás vivo. Si nunca cometes un error, nunca tendrás un reto. ¿Que aburrido verdad?
  • Prueba ideas nuevas: Cuando escuchas sobre idea o oportunidad que suene interesante, pruébala. No dejes que el miedo de lucir raro o avergonzado te aleje de explorar nuevas cosas. Nadie te estará viendo o examinando lo que haces, y no hay nada de malo en ser valiente.
  • Siempre sé honesto, contigo mismo y con los demás: Mentir es una gran pérdida de tiempo. Sé honesto en tus relaciones, pero más que eso, sé honesto contigo mismo. No dejes que otras personas te digan como sentirte o como deberías ser, y no trates de ser la persona que piensas que deberías ser o te culparás a ti mismo por no sentirse de la forma en que piensas deberías hacerlo. Si haces de la honestidad una prioridad, puedes ser la persona que realmente eres.
  • No pienses que tienes que ir a la universidad de todas maneras: Si no sabes que e sólo que te gusta, ¿cómo vas a poder obtenerlo? Hay la creencia generalizada que después de la secundaria tienes que ir a la universidad. Si no te sientes con la capacidad de tener éxito en ese entorno, tomate un año libre para descubrir tu verdadera vocación. No hay nada malo con empezar la universidad un año más tarde.
  • Confía en tus instintos: En casi cualquier situación, confía en tus agallas. Cuando tu intuición e instintos concuerden, es seguro que estés en lo correcto. Si sientes que algo es realmente importante, hazlo. No pruebes cosas o las hagas una u otra vez porque pienses que son simpáticas.
  • Si estás tan preocupado acerca de algo que no puedes dormir, levántate y escríbelo: cuando estás en un círculo vicioso de duda y preocupación, la mejor forma de liberar la tensión es escribirla. Una vez que la tengas en papel, no tiene que quedarse dando vueltas en tu cabeza e impedirte tener una buena ración de sueño.
  • Es más importante saber donde encontrar la respuesta: si no sabes como investigar y encontrar la respuesta, luego necesitas recordar cada simple hecho. Es imposible saber todo, en vez de eso, aprende a investigar.
  • Vive dentro de tus posibilidades: No tienes que tener un montón de dinero para hacer las cosas que deseas y tener un buen rato. Nunca vas a poder ganar el juego de tener la mejor y más cara de las cosas. De todas maneras, no importa. Almuerza en el parque puede ser tan divertido como un día en el centro comercial, sólo depende de tu agenda.
  • Juega todo el día: mientras crecemos, dejamos de divertirnos, y nos olvidamos de ser creativos y raros.
  • Si no sabes que decir, no digas nada: morderte la lengua es siempre peor que ser tímido. Si alguien dice algo que no te gusta, o no sabes como responder, sólo quédate callado. Déjalos romper el silencio.
  • Sé quien eres: Ser tu mismo puede parecer algo trillado pero sigue siendo verdad. Cuando trabajes duro en crecer y ser la persona para la que naciste, más que la persona que piensas deberías ser, tendrás una feliz vida. Nadie ha nacido para estar en una oficina pequeña. Sólo se cuidadoso en dejarte el suficiente espacio para crecer.
  • Usa los recursos que tienes, en vez de esperar tener más: Es fácil pensar que si sólo tuvieras un grado universitario, un mejor auto, una pareja diferente, una montaña de dinero o cualquier cosa que se te ocurra, vas a poder lograr tus objetivos. En vez de enfocarte en las cosas que no tienes, mira los recursos que tienes a mano, y ponlos en funcionamiento para tu propia causa.
  • Nunca dejes de preguntar: Las personas podemos aprender mucho de los niños de 3 años. Ellos sólo quieren saber porque y como se hace cada cosa. Cuando consigues el hábito de preguntar, podrás comprender que a veces la búsqueda es más importante que la respuesta.
  • Nunca quemes tus puentes: puedes pensar que no vale el esfuerzo de tratar a cada persona con respeto e integridad, pero nunca sabrás que deparará el futuro. Algunas veces un encuentro fortuito puede llevarnos hacia algo nuevo y excitante.
  • Casi todas las personas no pueden leer la mente, así que cuéntales lo que estás pensando: Si quieres algo, dile a todos que tu puedes. No puedes molestarte con alguien por no hacer lo que tu quieres que haga, si nunca se lo has pedido.
  • Sólo hazlo: Incluso si no tienes todos los recursos que tu piensas que necesitas, o no estás seguro que es el tiempo correcto, sólo hazlo. Deja que el resto funcione por si mismo. Si piensas que no es el momento correcto, no lo dudes, si luego piensas que cometiste un error, puedes repararlo o dejarlo. De todas maneras siempre será mejor que el nunca haber tomado el riesgo.
  • Pasa algo de tiempo contigo a solas: La relación más importante es la que tienes contigo mismo. No temas estar a solas, o solo sentarte tranquilamente contigo mismo.Algunas veces las más grandes verdades vendrán a ti en forma de susurro mientras estés en silencio.
  • Asume el amor: Siempre parece ser que rápidamente asumimos que las personas están mirándonos, que nos juzgan, o que ellos secretamente nos desprecia. ¿Porque pensamos tan feo de nosotros mismos? Cuando no conozcas la situación, asume que las personas nos miran con amor, que ellos están admirando nuestro coraje, y que ellos piensan que somos grandiosos hasta que se pruebe lo contrario.

Nadie ha comentado aún. ¿Quieres ser el primero?

Publicar un comentario